» Municipio » Turismo

TURISMO EN PELAYOS DE LA PRESA

El nombre del pueblo de Pelayos de la Presa viene de San Pelayo, un antiguo eremitorio situado entre la actual población y el cerro de San Esteban, mientras que de la Presa toma el nombre del arroyo que atraviesa su término.

El municipio de Pelayos de la Presa se encuentra en la zona de turismo de Madrid de la Sierra Oeste.

Aunque los primeros asentamientos se sitúan hacia el Neolítico en la dehesa de la Enfermería, donde se han encontrado pinturas rupestres, el origen de Pelayos está ligado a los eremitorios que salpicaban la zona y a la fundación del monasterio de Santa María de Valdeiglesias en 1150. El lugar de Pelayos creció a la sombra del monasterio hasta que fue vendido en el siglo XVI al marqués de la Nava. Con la desamortización del siglo XIX, el monasterio fue desmantelado y vendido a particulares. A principios del siglo XX, se inauguró la vía férrea entre Pelayos y San Martín de Valdeiglesias, que no llegó a prosperar. A partir de 1960, con la creación del pantano de San Juan y el Club Náutico, proliferó la construcción de urbanizaciones de residencia secundaria que ha convertido a Pelayos en lugar turístico por su belleza natural.

RECOMENDACIONES QUÉ HACER EN PELAYOS DE LA PRESA

IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN DE PELAYOS DE LA PRESA

Foto Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Pelayos de la Presa 1 

De la antigua iglesia Nuestra Señora de la Asunción de los siglos XVI-XVII, sólo se mantiene la espadaña y parte de la sacristía. La iglesia parroquial sufrió las consecuencias de la Guerra Civil y, tras ser incendiada, quedó reducida a escombros. De la remodelación de mediados del siglo XX destaca el atrio de arcos rebajados, coronado por un sencillo frontón, así como los contrafuertes exteriores que sostienen el empuje de la cubierta.

PLAZA DE ESPAÑA

Foto Plaza de España de Pelayos de la Presa 1

Plaza de España se encuentra en la población de Pelayos de la Presa—que cuenta con 2.871 habitantes (según censo oficial de 2015)— perteneciente al Municipio de Pelayos de la Presa, a la Provincia de Madrid y a la Comunidad Autónoma de: Madrid (España).

ÁREA RECREATIVA EMBALSE DE PICADAS

 Foto Área Recreativa Embalse de Picadas 1

El embalse de Picadas se encuentra en el extremo suroccidental de la Comunidad de Madrid (España), en las primeras estribaciones de la sierra de Gredos. Fue levantado en el año 1952 sobre el cauce del Alberche, que, en sus 177 km de recorrido, es retenido en otros tres grandes pantanos. Su gestión corresponde a la Confederación Hidrográfica del Tajo, en cuya cuenca queda integrado el citado río.

 

Ocupa una superficie de 92 hectáreas, que se extienden por el término de San Martín de Valdeiglesias. La presa se levanta junto al paraje conocido como Las Picadas, de donde toma su nombre, próximo al municipio de Aldea del Fresno. Aguas arriba, la cola se sitúa al borde mismo de la presa del embalse de San Juan, con el que Picadas forma uno de los complejos hidráulicos más relevantes de la cuenca del Alberche.

El embalse queda configurado por una larga y estrecha franja, debido al encajamiento que, en esta parte de su curso, presenta el Alberche. Esta orografía permitió abaratar los costes de construcción de la presa, que es de tipo gravedad.

Con una capacidad total de almacenaje de 15 hm³, el pantano se utiliza para la obtención de energía hidroeléctrica, riego y abastecimiento de agua potable, que se destina a la Comunidad de Madrid y, a través del canal artificial Picadas-Toledo, a la parte septentrional de la provincia de Toledo. La propia capital toledana o las comarcas de Torrijos y de La Sagra son algunas de las áreas beneficiadas de este trasvase.

Su entorno, poblado por extensos bosques de pinos, constituye una importante zona de ocio. En la margen derecha del embalse, junto a la carretera M-501, existe un área de recreo, que recibe el nombre de La Depuradora. Está permitida la pesca en determinados puntos de sus orillas.

 

MONASTERIO DE SANTA MARÍA LA REAL DE VALDEIGLESIAS

  

La reagrupación de doce capillas de monjes mozárabes eremíticos, allá por el año 1150, formó el germen del futuro Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias. Pasaron los siglos y las transformaciones arquitectónicas legaron para la posteridad unas ruinas que recogen la historia de varios pueblos enclavados en un fértil valle. Ahora este monumento histórico-artístico afronta su recuperación de la mano de la dirección general de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura y Deportes.

Desde el comienzo de su construcción, este monasterio estuvo ligado a diferentes órdenes religiosas, numerosos cambios arquitectónicos, devastadores incendios y derrumbes. Nueve siglos después de que Alfonso VII donara todo el valle de las iglesias para levantar un templo benedictino, sólo una parte de este gran monasterio que fue incorporado más tarde a la Orden del Císter se mantiene en pie.

En 1835 este Monasterio se incluyó en la Ley de Desamortización de Mendizabal, pasando a manos privadas lo que originó la dispersión de sus tesoros.

Su recuperación se inicio en 1973. En 1984 fue declarado este Monasterio Santa María la Real de ValdeiglesiasMonumento Histórico Nacional.

PUERTO DEPORTIVO

 

Imagen relacionada  

El embalse fue construido en el año 1955 y tiene una capacidad total de almacenaje de 138 hm³. Su superficie es de 650 hectáreas, que se distribuyen longitudinalmente a lo largo de un estrecho valle, en las inmediaciones del puerto de San Juan. Bajo las aguas del embalse hay sumergidos un puente de 126 metros de longitud y ochos ojos, una ermita y varios molinos.

La presa es de gravedad y presenta una altura máxima de 78 m3. En su base, el río Alberche vuelve a ser retenido a través del pantano de Picadas, que, junto con el de San Juan, conforman uno de los sistemas de embalses más complejos de la cuenca del Alberche. Una de sus funciones es derivar agua hacia la ciudad de Toledo, a través del canal artificial denominado «Trasvase Picadas-Toledo». Su gestión corresponde a la Confederación Hidrográfica del Tajo. En 1958 se empezó a proyectar la construcción del Club Náutico Madrid, obra de José Antonio Corrales, la cual finalizaría en 1961.Está situado en la orilla sur.

 

FUENTE Y PICOTA DE LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO

 

Pelayos como San Martín hasta el siglo XV formaron parte de un señorío de Abadengo correspondiente al Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias, pasando después a manos de Don Álvaro de Luna tras hacerse el valido de Juan II de Castilla con los dominios del Monasterio. Su ejecución en Valladolid supuso que el señorío pasara por varias manos hasta volver a Doña María de Luna, su hija, casada con el Duque del Infantado y, a través de este matrimonio, a la poderosa familia de los Mendoza. El Rollo era el símbolo material que representaba en el dominio el poder del Señor; por lo tanto, la autoridad tanto del Abad del Monasterio de Valdeiglesias como de los Duques del Infantado que luego les sucedieron, e indudablemente también desempeñó funciones de Justicia. Este Rollo o Picota, en mí opinión., se ha conservado y se encuentra localizado en Pelayos, delante del Ayuntamiento, sirviendo de fuente.

En el magnífico trabajo de divulgación titulado "La sierra Oeste de Madrid. 19 municipios por descubrir" y publicado en el 2003, en donde la parte histórica corresponde a Da Matilde Sánchez Corral, página 103, esta estudiosa nos aporta un dato de la picota, para mi desconocido, al hablar del Ayuntamiento: "Frente a éste, está la fuente de piedra que antiguamente era un cadarso (sic) y que aún conserva la picota. Al lado de esta fuente existía un foso en el que arrojaban a los ajusticiados"; información singular que habrá de ser comprobada.

El Rollo o Picota de Pelayos presenta, en su columna de piedra, una fecha 1918 dato que no corresponde a la antigüedad del monumento sino a la construcción del edificio que alojó al Ayuntamiento del pueblo hasta hace unos años, que fue sustituido por el actual.